Unete a nuestra lista y recibiras correspondencia de Charuca con consejos de organizacion, novedades, papelterapia y alguna que otra sorpresa.
Unete a nuestra lista y recibiras correspondencia de Charuca con consejos de organizacion, novedades, papelterapia y alguna que otra sorpresa.
 

Los 6 ingredientes para conseguir tus metas.

Desde que he sacado mi planificador semanal de comidas estoy muy cocinillas, he recuperado el gusto por preparar nuevas recetas. Esta semana, mientras trasteaba en mi cocina, me puse a pensar en la receta para conseguir hacer realidad nuestro proyecto profesional. Con lo que he aprendido en estos años me vienen a la mente 6 ingredientes sin los que tu pastel no podrá tomar la consistencia que necesitas. Espero que los tengas todos a mano, pero si no es así, no te preocupes, las habilidades son como los músculos, las puedes desarrollar con el trabajo diario.

Vamos pues a por los 6 ingredientes indispensables para conseguir hacer realidad tus metas.

1. Amor por tu trabajo.

Vas a necesitar mucho, mucho, mucho amor. Has de amar tu trabajo hasta el punto que sea una de tus aficiones favoritas, hasta el punto de que no lo sientas como un trabajo sino como un entretenimiento. Especialmente durante los primeros años de perseguir tus objetivos, vas a tener que trabajar intensamente y si no amas tu trabajo no vas a ser capaz de sostener el ritmo. De hecho, si el trabajo que has de hacer para conseguir hacer realidad tus objetivos te parece pesado, yo me pararía a pensar qué está pasando, si realmente es el trabajo de tus sueños o si has de cambiar algo.

2. Fe en ti misma.

Sobre todo al principio, eres un salmoncito que nada contra corriente. Quizás has dejado tu trabajo, o tu carrera, o vas a empezar a hacer algo totalmente diferente de lo que habías hecho hasta ahora. Habrá gente en tu entorno que no entenderá nada y que no podrá ver lo que tú ves, eso no significa que tengas que dejar de hacerlo. Has de tener confianza en ti misma, has de ser la persona que más apueste por ti, has de seguir adelante aunque al principio no veas los beneficios, porque los beneficios a veces tardan en llegar. Aquí vuelvo a la historia del bambú, que ya os he contado en otro post anterior y que ilustra este punto de maravilla.
Dice así:

“Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad, no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto que, un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.
Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas la planta de bambú crece ¡mas de 30 metros! ¿Tardó sólo seis semanas crecer? No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.
Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento, que iba a tener después de siete años.
Sin embargo, en la vida cotidiana, muchas veces queremos encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que éste requiere tiempo.”

— David Topí

3. Valentía.

Amigas, todas tenemos miedos, especialmente al principio, cuando estás pisando un terreno totalmente desconocido. Os puedo decir que este último año, y mi primer año de llevar adelante mi marca Charuca, ha sido un año de muchos miedos. Ha sido también el año en el que he asumido más riesgos, porque en mi caso concreto, en mi tienda vendemos cosas bonitas que previamente hemos de producir y eso significa invertir. ¿Creéis que no he tenido miedo? ¡Pues claro que sí! Nos pensamos que somos las únicas en encontrar obstáculos, que a todos los demás les va rodado pues chicas, bienvenidas al mundo real en el que todos tenemos inseguridades y temores. Si quieres conseguir tus metas vas a tener que aprender a aceptar tus miedos y lo que es más importante, a atravesarlos, a seguir adelante a pesar del agujero en el estómago, eso sí, a seguir adelante con sentido común ¿eh? Tampoco hace falta saltar al vacío sin una red de seguridad.

4. Organización.

No puedes ponerte a hacer cosas a lo loco sin ton ni son, necesitas un plan de acción. Otro ingrediente para avanzar, para conseguir dar cada pasito que te llevará a cumplir tus objetivos es organizarte. Fija tus objetivos, fija las acciones que has de llevar a cabo y ve a por ellas, día a día y con velocidad de crucero, cada día un poquito.

5. Capacidad de acción.

Demasiado análisis es parálisis. Has de organizar primero para, a continuación, pasar a la acción. Te lo digo de otra manera: imagina que yo soy un entrenador personal y tú vienes a mi gimnasio porque no tienes fuerza en los brazos y necesitas aumentar tu musculatura. Juntos podemos preparar un plan de acción, yo puedo decirte que pesas te van mejor y cuantas series has de hacer, puedo darte unas bonitas tablas impresas en papel pero a partir de ahí, todo depende de ti y de que pases a la acción. Si tú no usas las pesas, no servirá de nada que sepas la teoría al dedillo. Has de hacer un poco de ejercicio cada día, es la única manera de conseguirlo. Amigas, no hay más.

6. Afán de superación

Vas a necesitar saber muchas cosas para poder llevar tu proyecto adelante, es importante que tengas afán de superación, que estés abierto a aprender cosas nuevas, a crecer, a mejorar. Estos conocimientos no has de buscarlos dentro de ti ¿eh? San Google está ahí para ayudarte a encontrarlos. En mi caso, como no tengo ni idea sobre como llevar una pequeña empresa adelante me documento todo lo que puedo. Leo muchos blogs, el de Maider Tomasena, Laura Ribas, Oye Deb, La Mirada, formo parte de la comunidad Extraordinaria de apoyo a emprendedoras… Busco constantemente maneras de mejorar y de crecer. También me encanta escuchar charlas TED, las reflexiones de los grandes me ayudan a ver las cosas con claridad. No te quedes donde estás, siempre hay margen de mejora.

Y hasta aquí mi post de hoy, estos son para mi los 6 ingredientes básicos para conseguir hacer realidad tu proyecto: amor por tu trabajo, fé en ti misma, valentía, organización, capacidad de acción y afán de superación. Si los cocinas con mucho cariño, estoy segura que te saldrá un plato muy rico. Si te ha gustado mi post, estaré feliz si me das un “like” aquí abajo, si crees que me he dejado algún ingrediente en el tintero, deja un comentario y estaré encantada de leerte.

Sígueme en Feedly

follow us in feedly

Hello, World!

  • Elisa Baena Tortosa
    15 Febrero 2016

    ¡Totalmente de acuerdo con estos consejos! Para mí también son la clave, aunque a veces cueste trabajo. Por ejemplo a mí me suele costar pasar a la acción y el análisis me paraliza, pero una vez que fui consciente de ello cada día hago un poquito para conseguir esa capacidad de acción.
    Me voy a apuntar esta lista en mi libreta de erizos para tenerla presente! 😉

    Un beso, Elisa

    • 15 Febrero 2016

      Total, lo de pasar a la acción siempre es la parte más complicada, yo creo que sobre todo, por la falta de organización ya que ¿si no sabemos lo que tenemos que hacer, cómo lo vamos a hacer? Me encanta que tomes tus notas en mi libreta de erizos, yo también voy apuntando en mis libretas, me he puesto pestañas para separar por materias, y me va de maravilla ;D

  • Vicky Fernández
    15 Febrero 2016

    excelente post! coíncido en todo! estoy en pleno desarrollo de mi tienda online y es un gran desafio, pero la verdad es que va tomando forma y eso me motiva mas!
    beso enorme y buen comienzo de semana!

Deja tu comentario