Unete a nuestra lista y recibiras correspondencia de Charuca con consejos de organizacion, novedades, papelterapia y alguna que otra sorpresa.
Unete a nuestra lista y recibiras correspondencia de Charuca con consejos de organizacion, novedades, papelterapia y alguna que otra sorpresa.
 

Mi primera incursión en el mundo de la moda tenía que ser con Eugenio Loarce.

Ay por Dios, pero qué ganísimas tenía de enseñar este trabajo. Y es que el mundo de la moda va como va. Uno trabaja un año por adelantado y cuando por fin puedes enseñarlo tienes que ponerte a trabajar en lo siguiente.

En fin… POR FIN os puedo presentar este trabajo que hice para el maravilloso diseñador de moda manchego Eugenio Loarce.

Nuestra historia de amor empezó hace muchos muchos años, cuando los dos vivíamos en La Mancha. Nos conocimos en el instituto. Yo estaba perdida como un pulpo en un garaje. Ni ciencias ni letras, todo me daba mucha pereza. Entonces Eugenio me descubrió un mundo que cambió mi vida “El Bachillerato Artístico”. Allí que nos apuntamos los dos y allí pasé dos de los mejores años de mi vida, con unos compañeros de clase maravillosos y súper talentosos.

Eugenio se decantó por la moda. Le salió antes la aguja que la barba. Trabajaba día y noche preparando sus desfiles y colecciones. Cuando terminó los estudios se mudó a Madrid y allí sigue viviendo y por supuesto cosiendo. Aún pasa noches en vela en su taller, pero no le importa porque a Eugenio Loarce le mueve la pasión y eso es imparable. Puntada a puntada, colección a colección, Eugenio se va haciendo un sitio en el complicadísimo mundo de la moda.

No sé por qué no se nos había ocurrido antes. El verano pasado, tomando un café en Madrid y riendo muchísimo con otros amigos, Eugenio se iluminó, me miró con esos ojazos azules y me propuso que le creara un estampado para su colección de verano 2015. “Gallos y flores” me dijo. Daba la casualidad cósmica, que en ese mismo viaje había ido a La-Mancha a visitar a mis padres. Mi padre se ha hecho hortelano (ecológico, por supuesto) y me enseñó su gallinero y allí me quedé prendada del gallo. Nunca había visto uno tan de cerca. Me impresionó su elegancia, sus plumas, sus colores. De verdad que son animales majestuosos. Y 24 horas después me proponen crear un estampado de Gallos y Flores, lo que es la vida…

Acepté el reto, porque soy “Vargas” y los “Vargas” somos muy de aceptar retos. Me puse a trabajar en ello y en unas semanas tenía el estampado preparado. Era uno de esos trabajos que cuando los terminas tienes que volver a mirarlos de vez en cuando, porque te da gustito (muchos de los que estáis leyendo esto sabéis a qué me refiero). Este fué el resultado:

Y le encantó. No hubo que corregir absolutamente nada (gustazo). Eugenio encargó sus telas, hizo su magia  y preparó una colección maravillosa. Así nació nuestro primer hijo, en un parto muy fácil que fué, nunca mejor dicho, “Coser y cantar”.

Eugenio ha presentado la colección en varios desfiles y está teniendo muy buena acogida. Yo feliz porque me encanta trabajar en proyectos en los que el corazón manda por encima de la cabeza.

Y ya estamos preparando la siguiente colección…

  • holarocio@catpeople.es
    13 Diciembre 2014

    Quedaron increíbles, si es que cuando se unen dos de los buenos… ¡es imparable!

Deja tu comentario