Unete a nuestra lista y recibiras correspondencia de Charuca con consejos de organizacion, novedades, papelterapia y alguna que otra sorpresa.
Unete a nuestra lista y recibiras correspondencia de Charuca con consejos de organizacion, novedades, papelterapia y alguna que otra sorpresa.
 

Papelterapia: El arte de decorar tu agenda.

Siempre he sido de comprar agendas con interior minimalista porque me encanta “hacerlas mías”, decorarlas, pegarles fotos y washi tape, hacerles dibujitos… Durante ese tiempo que estás decorando te abstraes de todo y además, al final del año la agenda acaba siendo una pequeña obra de arte, un tesoro. En mi agenda hay de todo, páginas llenas de color y páginas en las que sólo hay texto, depende de la semana que tenga y lo que me pida el cuerpo.

Si eres de las que gusta de hacer cosas con las manos, posiblemente ya lo haces de manera natural pero si no lo has probado, te recomiendo que pruebes a decorar un par de páginas de tu agenda, es un ejercicio maravilloso de papelterapia que tiene muchos beneficios.

Beneficios de decorar tu agenda.

  • Conectas y activas tu creatividad, es una manera de practicar el flow.
  • Es más fácil recordar lo que apuntas cuando lo has decorado, porque has estado más tiempo concentrada en ello y porque lo asocias a formas y colores.
  • Es una actividad relajante.
  • Y para colmo, nos hace más felices, porque practicar una actividad placentera estimula la producción de endorfina, la hormona de la felicidad (vamos, que menos pastillita y más papelterapia)

Si acompañas el ritual preparando tu momento de papelterapia, es decir, con tu música suave, tu vela aromática, el móvil en modo avión y una buena taza de té o de tu bebida favorita, el momento de decorar tu agenda puede convertirse en una forma de meditación, de apagar la voz de la mente y disfrutar del presente.

Unos consejitos para decorar tu agenda:

  1. Apaga la expectativa. No hay reglas ni maneras de hacerlo mal. Es tu agenda, es para ti y la puedes decorar como quieras.
  2. Guarda tickets de eventos o billetes de avión y pégalos en tu agenda, queda espectacular y será un recuerdo para siempre.
  3. En cuanto a materiales vale todo, fotos, hojas secas, recortes de revistas…
  4. Utiliza washi con motivos que te gusten y pegatinas. Quedan fenomenal y tienes miles donde elegir.
  5. Compra rotuladores de colores. Yo soy muy fan de la marca Tombow, tienen colores preciosos y dos puntas, una más gruesa y otra más fina. También uso pegamento en cinta de la misma marca, porque no moja el papel ni huele y pega todo tipo de materiales.
  6. Puedes buscar inspiración en Internet. He creado un tablero en Pinterest para que empieces por ahí. Tira del hilo, hay miles de ideas.
  7. Hazlo sólo si realmente te apetece y te fluye. No todas las personas son de la manualidad, ni tenemos por qué serlo 😉

Las agendas de mi amiga Silvia Portella.

Las agendas de  Silvia son increíbles, las miras y te quedas embobada al ver como convierte sus páginas en maravillas que yo al menos, colgaría en la pared de mi casa. Silvia guarda sus agendas como un tesoro (no me extraña). Le he preguntado lo que seguro que más de una está pensando, está claro que en sus agendas hay muchísimo tiempo invertido en decorarlas ¿le compensa? Ella me ha dicho que sin duda, porque disfruta del proceso y porque después cuando las mira, le hace muy feliz tener ese recuerdo y guardar imágenes asociadas a sus experiencias. Como dato curioso os cuento que debe haber algo genético en esto de decorar tu agenda porque el padre de Silvia, el Sr. Portella, hace lo mismo y tiene unos cuadernos de viaje espectaculares.

Aquí os dejo un par de fotos de su agenda de este año, lo sé son para morirse…

Y hasta aquí mi post de hoy, si te ha gustado, me encantará que me lo hagas saber dándole al corazoncito de aquí abajo a la izquierda. Vuestros likes me recargan las pilas para escribir más y más ejercicios de papelterapia. Hasta muy pronto, queridas…

  • Lidia Navarro
    5 Octubre 2016

    Como siempre me ha encantado tu postura, tienes una energía y creatividad tremendas, ten envidio (pero es envidia sana, eh). Pero tengo una duda y quería comentartela. Estoy descubriendo los múltiples beneficios de la papelterapia, el ejercicio que propusieron la semana pasada sobre la búsqueda de nuestro flow está teniendo unos efectos increíbles, porque siempre me ha gustado escribir y disfruto con ello. Pero la creatividad y las manualidades no son lo mio. Cuando veo agendas decoradas como la de Silvia, la que hasu esto de ejemplo, o la de muchas amigas mías, que las llenan de fotos, colores, pegatinas washys, a mi me da un mareo. Yo necesito suavidad, espacios en blanco, tonos neutros, que me inspiren paz y clama, colores suaves, no puedo ver tanta saturación que no quede ni un espacio en blanco donde dejar que repose la mirada. Tanto mis planes como mi agenda charca están decorados de forma muy sencilla y simple, todos los días le dedicó media hora a hacerlo y lo disfruto, pero no tiene nada que ver con lo que has enseñado hoy.Eso es desaprovechar mi agenda y mis planes? Gracias por escucharme

    • 5 Octubre 2016

      No, claro que no es desaprovechar tu agenda, todo lo contrario :). Como digo en el texto no todo el mundo gusta de la manualidad ni de la actividad de decorar la agenda. Has de usar tu agenda como quieras, como te sientas a gusto, y así la estarás aprovechando perfectamente.
      Gracias por leer.

  • Sara h.
    5 Octubre 2016

    Hola Charuca! Siempre pienso en lo bonitas que son las agendas decoradas y, aunque me encanta verlas, después nunca encuentro el momento para hacerlo yo misma. Por cierto, por qué será que todas las súper womans os conocéis?? Adoro a Silvia Portella y todo lo que hace (sus ilustraciones, figuritas…). No podías encontrar un mejor ejemplo de agenda preciosa!

    • 6 Octubre 2016

      ¿Conocer a Silvia Portella? Mucho más que eso, somos mejores amigas del mundo y sí, hace todo precioso <3. Gracias por leer, guapa.

Deja tu comentario