News club

ÚNETE A NUESTRA LISTA DE CORREO Y RECIBE UN REGALO DE BIENVENIDA:
¡10% de descuento!
 

REHAB. 10 consejos para superar la adicción a Internet.

 

Hace meses que me siento CANSADA, en mayúsculas. Es ese tipo de cansancio crónico que no se arregla con una semana de vacaciones. No me malinterpretéis, por un lado siento una gran alegría por hacer el trabajo que más me gusta en el mundo, pero por otro cada día que pasa me siento más cansada, hasta el punto que me preocupa tener uno de mis célebres colapsos y marcarme un Fernando Fernán-Gómez, es decir, mandarlo todo a la mismísima mierda.

Ya he empezado a externalizar tareas, me encanta trabajar con otras personas porque a la vez que me libero de cargas, el trabajo siempre sale mejor cuando se suman las energías y las ganas. Además está Carmina que está ahí al 100% para ayudarme a llevar la carga de la vida diaria charuquil, pero aún así me siento agotada. Y no entiendo la razón… Me tomo muy en serio mis descansos, por la tarde, casi cada día, salgo a dar una vuelta, y si surge un plan de fin de semana no lo dudo, me lanzo con los pies vueltos. Por la mañana me tomo mi tiempo, me levanto sin despertador y si se tercia, me doy un buen desayuno, en modo slow en el Juice House. Y con todo y con esto ¿Por qué estoy tan cansada?

Ayer tuve una epifanía. Era una tarde de tormenta, el cielo se puso negro como mi futuro (si no soluciono el tema de mi fatiga crónica) y empezó a rugir como lo hacen mis tripas a las 3 de la tarde, cuando estoy enrocada trabajando y me olvido de que ha llegado la hora de comer. En medio de ese ambiente apocalíptico lo vi todo claro y cristalino “INTERNET”

Siempre lo digo en broma y hoy lo confieso abiertamente. Amigos, amigas, me llamo Charuca Vargas y soy adicta a Internet. Ayer entendí que nunca descanso porque me gusta tanto mirar Internet que lo hago en todos los tiempos muertos. Entendí que aunque me encante mirar las RRSS, eso también es trabajar y que es por eso mismo que nunca me siento descansada, porque en realidad NUNCA LO HAGO. Que si Whatsapp, que si el email, que si Instagram, Pinterest, Google Docs y Google Calendar… ¡¡¡Nunca me separo del móvil!!! Ayer por fin comprendí que llevo un año sin descansar de verdad porque aunque me vaya de fin de semana, aunque me vaya a desayunar en modo slow, aunque me vaya de paseo con mi amiga Silvia, siempre tengo el móvil en la mano y siempre estoy mirando Internet, los que me conocéis lo sabéis bien.

Antes de seguir leyendo y para no hacerte perder tu tiempo, te invito a que descubras si tú también eres adicto a internet. Contesta estas preguntas con un SI o un NO, así sabrás si te va a interesar leer el resto del artículo.

  1. ¿Tienes el teléfono móvil siempre a mano?
  2. ¿Tienes todas las claves de todos los wifis de tu ciudad y de todos los lugares que has visitado y de las casas de tus amigos memorizados en tu teléfono?
  3. ¿Revisas tus redes sociales siempre que tienes un momento?
  4. ¿Es Internet lo primero que consultas al despertar, cuando tus ojos aún están medio dormidos?
  5. ¿Y lo último que miras antes de irte a la cama, de hecho, miras internet desde la cama?
  6. Esta es de nota ¿Te llevas el móvil al cuarto de baño?
  7. Cuando estás en una reunión social ¿necesitas conectarte de vez en cuando para asegurarte de que no te pierdes nada?
  8. ¿Ilustras tus conversaciones con fotos y vídeos de la red?
  9. ¿Tus amigos y pareja te dicen que estás enganchado?
  10. ¿Te cuesta pasar dos horas seguidas sin mirar la pantallita?

Si has contestado más de 7 SI, bienvenido, bienvenida, eres adicto a Internet. No pasa nada chicos, tampoco vamos a ponernos dramáticos. Espero que en tu caso no te traiga muchos problemas en el mío y ya lo tengo comprobado, necesito un respiro, necesito descansar DE VERDAD, en mayúsculas, porque lo que yo quiero es disfrutar la vida y el trabajo que tengo, así que como yo soy muy del decálogo hoy os presento 10 consejos para desengancharse de la adicción a Internet y disfrutar de la red en lugar de sufrirla.

  1. Tú eres lo más importante, todo puede esperar. No mires Internet antes de desayunar y refrescarte. Ponte guapa, refréscate, toma un desayuno bueno y sólo después de eso desactiva el modo avión y empieza tu día.
  2. No simultanees Internet y otras tareas. Todos lo hemos hecho, cocinas mientras hablas por Whatsapp, hablas por teléfono mientras miras Instagram, trabajas con el teléfono al ladito… ¿Qué tal hacer una tarea cada vez? Si estás cocinando, o trabajando, o leyendo un libro apaga Internet.
  3. Haz que Internet trabaje para ti y no te conviertas en un esclavo de tu teléfono móvil. Es decir, en lugar de que Internet te reclame cuando le dé la gana, con sus artimañas, ruiditos y numeritos rojos, desactiva todas las alertas Push, esas que te dan un toquecito en el hombro para interrumpirte todo el tiempo y consulta tus notificaciones cuando tú quieras.
  4. No hace falta que ilustres tus conversaciones con fotos o vídeos, vuelve a la vida analógica. Cuando no había Internet y le quería contar a mi amiga como era ese vestido tan bonito que había visto, lo dibujaba en una servilleta. Pues eso, no desconectes de los encuentros con tus amigos, y si hay que dibujar en servilletas, pues adelante!
  5. Whatsapp es un rollo. Reconozcámoslo, hay algo más pesado que hablar por whastapp, ¡Es agotador! Vosotros haced lo que queráis, lo que yo voy a hacer a partir de ya es reducir el whatsapp a tope. Desde aquí aprovecho para pedir a mis amigos que si tenéis algo urgente para mi me llaméis por teléfono.
  6. No necesitas comprobar tus RRSS 50 veces al día. ¿Qué tal si reduces?
  7. Menos navegar, más leer, dibujar o simplemente hacer nada de nada de nada de nadita.
  8. Ni pensar en el Apple Watch. Nunca he averiguado de qué va el último juguetito de Apple ni pienso hacerlo, algo me dice que ponerse ese reloj es como ponerse unas esposas.
  9. No más Internet a partir de las 8 de la tarde, aunque algunos días me aburra. Realmente, necesito aburrirme.
  10. Para dormir, conecta el modo avión, o al menos apaga los datos y pon el movil en silencio, así podrás recibir llamadas de emergencia y dormir tranquila, sin que ningún zumbido inoportuno perturbe tu descanso.

Yo creo que con estos sencillos consejos voy a conseguir descansar de verdad o al menos, dejar de hacer 20 cosas a la vez. Es paradójico que os dé estos consejos a través de mi blog pero claro, que tenga que reducir Internet no significa que no lo siga amando. Internet es maravilloso, me ha cambiado la vida, ha hecho posible de que conozca gente increíble y que tenga el trabajo de mis sueños, eso no va a cambiar, simplemente va a cambiar mi manera de utilizarlo. En un par de meses os contaré cómo está funcionando el experimento.

¿Y vosotros? ¿Algún adicto a Internet en la sala? ¿Algún consejo que nos puede ayudar a utilizarlo mejor? Espero vuestros comentarios, aunque esta vez espero que me sigáis queriendo igual si no los respondo inmediatamente ;D

  • Eva María Jardi Juan
    14 Agosto 2015

    Hola Charuca! Me encantan tus creaciones y te sigo desde hace mucho!

    Yo tenía un serio problema con el uso de redes sociales, en especial Facebook. Llegué al límite de que estaba obsesionada con lo que hacían o dejaban de hacer mis amigos, en plan cotilla compulsiva… Horrible. Así que decidí dejar un mensaje en mi estado de Facebook y me despedí de todo el mundo por una temporada. Incluso eliminé la app de mi teléfono.

    Es muy triste ya que desde entonces apenas hablo con la gente que seguía, la comunicación se ha reducido tanto que ya solo nos comunicamos con "me gusta" y algún comentario sobre las fotos, pero por suerte ha aparecido gente nueva con quien tener conversaciones reales.

    Mi consejo: desintoxicación total, fuera App, fuera entrar desde el ordenador… ¡Hay mucho mundo por descubrir! 😉 y quien algo quiera… Ya te buscará.

    Un abrazo!

    Eva

    • 14 Agosto 2015

      Gracias por el consejo! La verdad es que lo de Facebook lo llevo bien. Es la red a la que menos entro pero igualmente me guardo tu consejo como oro en paño :*

  • campo defresas
    14 Agosto 2015

    A mi me pasa igual que a ti Charuca, así que voy a seguir tus consejos y a desconectar limitando las visitas a RRSS. Me gusta mucho el horario, ni antes de desayunar ni después de las 8. A ver si lo consigo! 🙂

    • 14 Agosto 2015

      Yo estoy en mi día uno y me va funcionando. La clave… no simultanear Internet con todo lo demás. Espero notarlo en mi estado de energía ;D Ánimo y gracias por leer!

  • Nélida Pérez
    14 Agosto 2015

    Hola! Yo creo que tiene que ver con la recompensa fácil. Fácil porque es rápida, nos entretiene muy rápido porque sentimos un estimulo constante y nos agarramos a eso, pero dura poco y queremos más y más. En cambio las recompensas que se consiguen con esfuerzo son las que nos dan una satisfacción más duradera e incluso no desaparecer. Por eso cuando se pospone una tarea que supone un esfuerzo por estar en internet, al principio no nos sentimos mal, todo lo contrario, pero a la larga nos genera una frustración que no reconocemos. Y terminamos navegando sin control, frustrados y cansados. He leído algo sobre el tema pero fue hace mucho, eso si, coincido completamente.
    Cuando creamos algo, es una recompensa que no se borra, puedes volver a recordarlo y está ahí, es palpable en muchos casos. Pero cuando ves algo que te agrada y pasas a otra cosa y a otra, puedes olvidarlas, es una satisfacción pasajera.
    Espero que te sirva, un saludo 😉

    • 15 Agosto 2015

      Muchas gracias por tu reflexión, Nélida :*
      Mi primer día de desconexión fué de maravilla! Seguiré en ello, creo que ayudará a subir mis energías.

  • claudia.sepulveda@gmail.com
    14 Agosto 2015

    Hola! le he encontrado toda la razón a lo que dices, y sobretodo al consejo de dibujar en la servilleta, HAY QUE HACERLO! muchas gracias por tus consejos, a mi anoche por estar cenando y estar preocupada de mi smartphone por una publicacion de mi emprendimiento en facebook, creo que me bajó la presión… así es que tus consejos son un mensaje de Dios para mi jeje Gracias y saludos desde Santiago de Chile!

    • 15 Agosto 2015

      Pues ya sabes… después de las 8 de la tarde a apagar Internet 😉 Las buenas noticias también pueden esperar hasta el día siguiente. Besos desde Barcelona!

  • lauradipro@gmail.com
    15 Agosto 2015

    Para imprimirlos directito! Y tenerlos bien a la vista… a veces me dan muuuuuchas ganas de darme de baja la cuenta de facebook, pero al tenerla asociada a la fanpage, no puedo, y de esa sí que no puedo desconectar… aunque llevo justamente toda la semana comentando el vicio a la inmediatez que padecemos en la actualidad, incluso facebook te lo impone! Con su mensajito "responde en cinco minutos para activar el icono"…
    Lo que sí puedo recomendar, es la desconexión total en momentos compartidos con los peques, el tiempo que podamos, dos o tres horas al dia, mientras estoy con el nene, chau móvil. Creo que es mucho más sano revisar correos, mensajes, etc. un par de veces al dia, y suficiente. Además somos mucho más productivos cuando no estamos en modo multitarea… vamos a acabar todos con ataques de estrés! Así que, GRACIAS Charuca linda! Por estos toques que nos encarrilan nuevamente 😉

    • 16 Agosto 2015

      Gracias a ti por leer, guapa :* Realmente esto de Internet es tan nuevo que vamos aprendiendo sobre la marcha. Yo llevo dos días con el modo multitask apagado y me va mucho mejor ;D

      • lauradipro@gmail.com
        16 Agosto 2015

        Jajaja, como si te hubiera leído, anoche mi móvil hizo "plof" y hoy tocó día forzado de desconexión total, y lo cierto es que no lo eché nadita de menos!
        Definitivamente, voy a practicar más seguido 😉 Besos!

Deja tu comentario