Unete a nuestra lista y recibiras correspondencia de Charuca con consejos de organizacion, novedades, papelterapia y alguna que otra sorpresa.
Unete a nuestra lista y recibiras correspondencia de Charuca con consejos de organizacion, novedades, papelterapia y alguna que otra sorpresa.
 

Sobre la belleza, el espacio de trabajo y la creatividad.

Siempre que viajo en busca de inspiración y papelería maravillosa, elijo el alojamiento con mucho cuidado. Con la experiencia he aprendido que cuando me alojo en sitios bonitos, aunque esté lejos de casa, me siento segura y protegida. Fuera pueden caer chuzos de punta, pero yo tengo mi casa bonita y calentita (porque durante los días que me alojo ahí es “mi casa”) donde descansar y sentirme bien. Me pasa todo lo contrario si el alojamiento no es bonito. Me siento mal, no disfruto totalmente del viaje.

En mi propia casa o en mi espacio de trabajo, pasa exactamente igual, aunque es más difícil darse cuenta porque muchas veces llevamos tanto tiempo en el mismo entorno que nos hemos insensibilizado a él. Es como la teoría de la rana, que si la metes en un recipiente con agua muy caliente, la rana saldrá pitando y salvará su vida, pero si la metes en agua tibia y vas calentando el agua gradualmente, la pobre rana morirá escalfada sin darse cuenta. Pobre…

Estar escalfado en tu casa o en tu espacio de trabajo es contraproducente para tu vida en general y para tu creatividad en particular. La belleza, el estar a gusto en nuestro espacio tiene un poder mágico. Si lo piensas es de lo más lógico. ¿Qué pasa si estoy en un sitio bonito? Me relajo. ¿Qué pasa si estás relajado? puedes fluir, conectar con tu creatividad. Claro y meridiano (siempre me ha encantado esta expresión).

Para crear belleza, siempre he recomendado empezar por crearse un espacio de trabajo y un hogar bello, tener un entorno propicio para que nuestra creatividad vuele. No podría crear productos bonitos para mi tienda desde un entorno feo. Si trabajas en casa te aconsejo que dejes lo que estás haciendo y observes tu espacio de trabajo. Tira lo que no necesites. Ordena lo que no está ordenado. Pinta las paredes de un color que te inspire, pon unas flores bonitas. Cuando lo tengas todo en orden te llevarás una sorpresa con como eso se refleja en tu trabajo.

Si trabajas fuera de casa también puedes crearte un espacio bonito y ordenado. Si no te gusta el espacio en el que trabajas, cámbialo. A continuación os dejo un poco de inspiración de espacios de trabajos de todas las medidas. Si pulsáis sobre las imágenes podréis ir a la fuente de donde las he sacado y si os quedan ganas de más os invito a visitar mi Pinterest.

¿Qué me decís? ¿Cómo son vuestros espacios de trabajo? ¿Necesitáis un sitio bonito para crear o no os afecta como a mi?

  • Laura Vasquez Alvarado
    29 Mayo 2015

    Bellísimos espacios, tienes razón, yo estoy tratando poco a poco de embellecer mi espacio para estar completamente tranquila, feliz y ordenada según mis necesidades!!! Un abrazo desde Costa Rica!

Deja tu comentario