News club

ÚNETE A NUESTRA LISTA DE CORREO Y RECIBE UN REGALO DE BIENVENIDA:
¡10% de descuento!
 

¿Y si me copian? ¿Y si me critican? Cuando el miedo nos paraliza.

Hola queridas y queridos lectores. Hoy volvemos a hablar de nuestro bien conocido, y no tan querido, Señor Miedo (el nombre se lo puso Alfonso Casas, que como buen artista, sabe mucho de él pero lo lleva con estilo). Ay el miedo… escribo una y otra vez sobre él porque cuanto más lo conozcas menos poder tendrá sobre ti. Si lo acabas aceptando como una parte natural de la vida, ni te cuento…

Todo esto viene a colación de un email que recibí hace un par de semanas y que dice así:

(…) No quiero meterte un rollo que te aburra, pero tengo tantas dudas.. Estoy pensando en crear una página web y mostrar lo que hago y todas mis ideas. Pero como buena miedica que soy, me acobarda el hecho de pensar que a nadie le vaya a gustar y en el caso de que no salga mal del todo me asusta el pensar que me vayan a engañar o que me roben las cosas que hago. Por eso quería preguntarte dos cosas, ya que tienes experiencia. ¿Crees que es buena idea lo de la página web? (No sé por dónde empezar) ¿Cómo podría proteger las cosas que hago? (…)

Sara piensa constantemente en que la pueden criticar o plagiar. Ese miedo le impide HACER y paradójicamente HACER, es la única manera de superar los miedos.

Conozco esa misma sensación, ese miedo a enseñar las ilustraciones de uno ¿Y si no gustan? ¿Y se alguien me lo roba? Ahora lo he superado. Ya no lo siento. Os voy a explicar qué ha cambiado en mi.

En primer lugar, sobre el miedo a ser copiado, antes no entendía que una obra de arte es creada, sobre todo, para inspirar más obras de arte. La belleza no puede ser encerrada. De la misma manera que los padres tienen hijos pero no son sus dueños, los artistas creamos arte, que en realidad no nos pertenece al 100%. El arte, la belleza tiene que tener alas, ser expuesta, ser vista, disfrutada y sobre todo, ha de inspirar otras obras de arte. El arte es patrimonio de la humanidad. Estamos donde estamos gracias a que unos artistas bebieron de las fuentes de otros y eso llevó el arte un escalón más arriba, y esos otros inspiraron a unos terceros, y así sucesivamente. Si todos los creadores tuvieran miedo de enseñar, de compartir su obra, si la guardaran para sí mismos, seguiríamos en la oscuridad, en las cuevas de Altamira, pintando en las paredes.

Pero a ver… que tampoco quiero que nadie piense que me he vuelto loca. En este caso estoy hablando de inspiración, NO de plagio.

¿Qué es inspirarse en otras obras de arte? Es darse una vuelta por Instagram, por el campo o por un museo… ver un montón de belleza, que se te infle el corazón y necesites llegar a casa a soltar todo lo que llevas dentro en un lienzo, en una foto, en una escultura, en una canción… Imagina que lo que te ha inspirado ha sido arte basado en la naturaleza o la naturaleza misma, y tú también haces flores pero CREAS TUS PROPIAS FLORES, NO COPIAS LO QUE HAS VISTO. Esto es inspirarse y es lo más bonito que le puede pasar a una artista y a una obra de arte, inspirar a otros, contagiarles de tu amor. Así es como el mundo llega a ser un lugar mejor.

¿Qué es plagiar? (Explicándolo de una manera muy simplista porque esto da para otro post), Pues uno ve una obra de arte que le gusta, siente envidia porque le gustaría haberla hecho a él o siente miedo de que nunca será tan bueno o siente mucha admiración, demasiada y entonces CALCA el trabajo de este artista y lo firma como suyo. Esto es feo. Esto no nace del amor sino del miedo y esto no lo defiendo y de hecho me da un poco de penica. Os aseguro que la primera víctima del plagio es el propio plagiador. Lo sepa, o no. Repito, sé que estoy pasando por este tema muy por encima, pero es que este post va sobre el miedo y no sobre el plagio.

Total… que me pregunta Sara si debe abrirse una página web para exponer sus trabajos. La respuesta es categórica SI! YES! OUI! OH YEAH! Imagina un cantante que no se atreva a actuar en público y que guarde sus canciones sólo para sí mismo. ¿No sería una pena? Y sobre todo ¿Cómo conseguiría entonces tener seguidores para hacer sus conciertos? Es imposible tener una carrera artística sin exponerse.

Y aquí viene el primer miedo de Sara. Nos dice que tiene miedo a ser criticada. Eso le pasa a Sara y nos ha pasado a muchos de nosotros. ¿Qué da miedito enseñar nuestro trabajo? Pues sí. Puede llegar a ser aterrador porque nos sentimos inseguros, vulnerables, y tenemos miedo a ser juzgados. Bueno… pues tengo una gran noticia “NADIE TE VA A JUZGAR PARA HACERTE DAÑO” Esa voz interior que te dice “Esto es una caca de la vaca” no es más que tu propio ego, que tiene miedito (el pobre) Aparte de él, nadie más te va a criticar de esa manera. Porque el gran grueso de los seres humanos somos buenos, y no vamos por ahí fastidiando, sin más. Sí que te puede caer una crítica constructiva y eso es lo mejor que te puede pasar porque esas críticas son puro fertilizante para que tu trabajo florezca. Vamos, que es una mierda cuando te las hacen pero a la larga te hacen mejorar y mucho.

Sobre el plagio, pues oye… podría llegar a pasar pero míralo por el lado bueno. Si has conseguido que te plagien es que tu trabajo ha trascendido y no solo lo conoce mucha gente, sino que también los señores piratas le han visto posibilidades. ¿Qué hacer al respecto? Pues yo te lo digo:

a. Si te plagia alguien a quien puedas trazar a través de unos datos de contacto no lo dudes, contacta con ellos a través de un abogado y reclama tu autoría y lo que tengas que reclamar. En las sociedades de ilustradores suelen tener abogados expertos en propiedad intelectual y tarifas ajustadas.

b. Si te plagia alguien que no puedas trazar porque no hay datos de contacto, ni un triste email ni manera humana de dar con ellos, o están en China, o en la conchinchina pues mira, déjalo estar como lo dejan todos los demás y alégrate porque ya estás al nivel de otros grandes artistas y marcas. La piratería es un hecho. No te va a pasar cada día pero sí que puede pasarte puntualmente y todo el tiempo y la energía que dediques a luchar contigo mismo, será tiempo perdido. Y piensa que si has llegado hasta los piratas de la conchinchina has llegado también a muchas personas que pueden comprar tus creaciones 🙂

Mi opinión es que si el precio que hay que pagar por tener tu obra expuesta a todo el mundo y que te encuentre gente maravillosa y que te pasen cosas maravillosas es que te plagien, pues oye… que vengan los plagios, que ya los iremos capeando. Todo tiene un lado luminoso y un lado en sombras. Todo! 🙂

Querida Sara. Comprendo que tengas miedo, pero sólo lo vas a superar exponiéndote, haciendo. Mi consejo es “Deja de PENSAR y empieza a HACER” Si quieres salir del bucle de la duda, ponte ya tu portfolio online. Uno en Behance y otro sólo para ti, en tu propio dominio. Si se te hace un mundo lo de tener tu portfolio en dos sitios, empieza sólo por el de Behance, ya llegará lo demás. Ábrete, enséñate, intercambia impresiones con otros creativos, disfruta la celebración de la creatividad. El miedo a que te critiquen lo superarás cuando compruebes por ti misma que no te va a pasar o cuando tengas la madurez de saber encajar una crítica y saber aprender de ella. Todos lo hemos pasado. Va con el pack de ser artista.

Y hasta aquí mi post de hoy. Si te ha gustado o te ha inspirado, me encantará leer tus comentarios. Si me pones un “Like”, aquí abajo a la derecha, me alegrarás el corasón.

  • Eva J
    31 Marzo 2015

    Me ha encantado! Yo también tengo un poco de reparo, pero no a exponerme, sino a llamarme ilustradora, soy diseñadora gráfica y me siento un intrusa en un mundo de acuarelas y pinceles, me he visto haciendo pequeñas ilustraciones sin darme cuenta, como parte de mi trabajo, o por hacerle un regalo alguna amiga y poco a poco me ha picado el gusanillo, tengo un estilo personal pero nada destacable y aunque di dibujo artístico en la escuela he perdido soltura y mis dibujos son un poco estáticos, mi padre es pintor y de los buenos ha tenido la suerte de dedicarse a eso toda su vida y estoy por decirle que me de unas clases para recuperar el tono de mis dibujos y mejorar, y así poder decir algún día que también hago ilustraciones…

    • 1 Abril 2015

      Uy… por ese miedo también hemos pasado todos, el de llamarnos "ilustradores" o "artistas". Tranquila, ese también se pasa con la práctica ^^ Espero verte en Sevilla :*

  • Eva J
    31 Marzo 2015

    Ah, vienes a mi Sevilla mi ciudad y lo que es mejor a mi barrio! Todavía tengo un par de cabos por atar pero espero poder ir a verte al Ilustra 2015!!!

  • Celeste...♡
    1 Abril 2015

    Que hermoso me has dado un mundo de inspiración! En realidad… tengo que dar un discurso con tema libre y no tenía idea de qué hablar!! Hoy he descubierto el tema perfecto: el miedo, aun tengo que pensar que decir exactamente de él pero creo que en verdad hay mucho de que hablar porque es algo que acompaña a los seres humanos toda su vida, algunos lo saben superar y otros lamentablemente no. Personalmente soy una persona muy miedosa y leer este hermoso articulo me ha llevado a animarme a intentar nuevas cosas como seguir lo que me apasiona, antes no lo sabía pero gracias a personas como tú, el diseño ha entrado en mi mente y no creo que se salga de ahí durante un muy buen rato jajaja Mil gracias, te admiro muchísimo!! Saludos desde México:)

  • Gema EG
    1 Abril 2015

    Una vez más…me ha encantado. Ya sabes que soy fan incondicional de estos posts tuyos hablando de una manera tan realista acerca del día a día de los artistas y, una vez más lo has hecho de una manera brillante.

    Estoy muy de acuerdo con todo lo que expones, la forma en la que lo haces, y además me has hecho partirme de la risa en un par de ocasiones…efectivamente…las críticas son puro fertilizante!

    Sara…estamos contigo! A por ese par de portfolios on line, a progresar, y a trabajar!

    Con tu permiso, Charuca, vamos a compartir este post porque creo que le va a ser de utilidad a muuuuuuchas personas 🙂

  • Marisol Cr
    7 Abril 2015

    Gracias Charuca, tengo una nueva perspectiva gracias a tu post. Siempre he tenido la duda de exponerme, soy muy celosa de mi trabajo y siempre me lo guardo. Pero luego miro a otros ilustradores, de como se atreven a ir mostrar su trabajo y poco a poco conseguir reconocimiento en el medio; y yo pues entro en conflicto porque mis ideas y acciones se contradicen. Ahora solo me queda derrotar mi terror a la hoja en blanco, últimamente me auto-derroto antes de comenzar. Es una fea sensación de querer dibujar pero arrepentirse al último momento por temor a cometer un error… lo sé, lo sé; ¿cómo se supone que aprenda si no cometo la suficiente cantidad de errores para aprender?. Estoy atrapada en un círculo vicioso, pero que poco a poco me estoy atreviendo a romper.

    • 15 Abril 2015

      Rompe ese círculo! El error también es bello. Te convierte en un ser humano. Muchas gracias por tu comentario y por leer mi post y mucha suerte 😀

  • Estefania s
    15 Abril 2015

    Jolines que subidón, muchas gracias Charuca, siempre animas pero con estos posts aún más, soy otra miedica sin remedio, mis amigos dicen que molo y que hago cosas chulas, soy diseñadora gráfica, y pinto y coso y hago serigrafia y cerámica,… porque soy un culo inquieto y me gusta todo, tanto que ni yo me decido por lo que me gusta más. Lo triste esque nunca lo enseño por verguenza, nose… aunque me lo dicen no me lo acabo de creer, y la verdad esq tienes razón, de que sirve hacer tanto si después sólo lo vemos unos pocos? Maldito miedo!

    Bueno guapa, espero espavilarme que ya toca, y gracias gracias gracias por tus palabras llenas de ánimo ^_^ besetes

    Oye y ÁNIMO A TODAS, que os he leído y todas estamos igual, seguro que si mostrárais vuestros trabajos alucinariamos todas 😀 jeje estoy segura. xoxo

    PD: Me ha encantado lo del fertilizante X”’DDD

    • 15 Abril 2015

      Claro que sí! Tener miedos es humano. Seguro que sabiendo que nos pasa a todos, poco a poce, consigues sacártelos de encima y llevarlos, por lo menos, al ladito que así pesan menos 😉
      Besos y mil gracias por leerme

  • Nena Wedman
    20 Julio 2015

    Hey! fui el "Like" numero 100 🙂

Deja tu comentario