News club

ÚNETE A NUESTRA LISTA DE CORREO Y RECIBE UN REGALO DE BIENVENIDA:
¡10% de descuento!
 

¿Existe la buena (y la mala) suerte?

En nuestra sociedad tenemos la tendencia a decir que si a alguien le van bien las cosas tiene “buena suerte” y que si a alguien le van mal, es porque tiene “mala suerte” y oye… nos quedamos tan panchos. También utilizamos expresiones como “Tiene buena estrella”, “viene con un pan debajo del brazo” o “tiene una flor en el culo”. Lo de la suerte es algo qua nadie ha visto pero de lo que todos hablan. De los rituales ni hablamos, que si no cuento esto porque me traerá mala suerte, que si no paso por debajo de una escalera por lo mismo, que si madre mía que ahí hay un gato negro. Esto de la suerte es un estrés.

¿Cómo es eso de la suerte?

Sin embargo… ¿Cómo es eso de la buena suerte? ¿Es una fuerza cósmica que atrae hacia ti cosas positivas? ¿Y la mala suerte? ¿Es una especie de maldición que algunos llevan encima y que les imposibilita de que les salga algo bien? Como casi cualquier hijo de vecino, yo misma creía en la suerte, sin embargo hay un día en concreto en el que para mí todo cambió.

El día que lo entendí todo

Viajaba incomunicada en un avión, con muchas horas por delante, cuando recordé que en los documentos de mi iPad había un relato que aún no había leído “La buena suerte” de Alex Rovira. No tenía nada mejor que hacer, así que me dispuse a leerlo. Resultó ser un cuento muy ameno, que leí del tirón. Cuando terminé sentí que estaba teniendo una revelación, sentí que algo había cambiado dentro de mí, ése fue el día en el que dejé de abandonarme a mi suerte y decidí trabajar conscientemente para que sucedieran las cosas.

Muchos años antes de leer este relato y de reflexionar en serio sobre el tema de la suerte, me preguntaron cómo me iba en el trabajo. Yo dije que fenomenal, porque “tenía buena suerte” y esa persona me respondió que no me quitara mérito, que algo estaría haciendo bien.

No te olvides de tus méritos + tus circunstancias

Creer en la suerte es exactamente eso, cuando creemos que tenemos buena suerte nos quitamos el mérito de haber hecho algo bien u obviamos que hemos tenido unas circunstancias favorables (ya sea porque las hayamos creado nosotros o porque nos han venido dadas). Cuando achacamos un fracaso a la mala suerte, nos quitamos la responsabilidad de haber hecho algo mal o estamos ignorando que en ese momento nuestras circunstancias no han sido favorables.

Así es muy difícil avanzar. Creer en la suerte es como subirse a una barca e ir donde te lleve la corriente, que consigas llegar a tu destino será una mera casualidad y tienes muchas papeletas de acabar en sitios que no deseas. Yo prefiero buscar el timón de la barca y conducirla hacia donde quiera o hacia donde pueda, dependiendo de mis circunstancias. Es muy muy muy MUY importante que saques de tu cabeza la idea de la buena suerte y de la mala suerte, porque hasta que no te liberes de estos conceptos no entenderás que realmente está en tus manos y no en las del destino, modificar o mejorar tus circunstancias ¿Te das cuenta de la liberación que eso supone?

Las circunstancias se pueden y se tienen que CREAR.

Creo en el trabajo, creo en crear las circunstancias favorables, creo en aprender del error y volver a hacerlo mejor, pero no creo ni en la buena ni en la mala suerte.

Circunstancias, eso sí que existen y muchas nos vienen dadas y muchas otras las creamos nosotros, es muy importante que las conozcas bien porque en tus circunstancias están tus fortalezas y tus debilidades.

¿Y si dejamos la suerte al lado y nos concentramos en darlo todo?

Te animo a que durante este primer año de trabajo con la agenda Charuca te olvides de la suerte, no cuentes con ella, ni con la buena ni con la mala. Si no estás donde quieres estar trabaja para cambiarlo. El cambio es posible SIEMPRE, pero no sucede de la noche a la mañana, sino que pasará poco a poco.

Hasta aquí mi post de hoy. Tengo mucha curiosidad por saber qué opinas tú de la suerte. Si te ha gustado, me encantará que me lo hagas saber dejándome un like (en el corazoncito de abajo a la derecha) o un comentario, si no, me encantará también leer tus comentarios. ¡Hasta la próxima y… MUCHA SUERTE!

  • carolem29@gmail.com
    21 Septiembre 2016

    Lo primero, enhorabuena tanto por el post de hoy como por PLANES, ambos preciosos!! Eres una artista.
    Estaba leyendo el post y me he sentido muy identificada… Durante toda mi vida he oído muchas veces: no hagas eso o tendrás mala suerte, no digas eso o tendrás mala suerte o… Ay porque piensas que puedes suspender ese examen? Vas a atraer a la mala suerte!!
    Llevo dos años presentándome a una examen muy importante al cual se presentan unas 15000 personas y solamente hay 368 plazas para la especialidad a la cual quiero dedicar mi vida, matrona.
    El primer año una amiga y yo, que nos presentamos juntas, llevábamos una pulserita que le había regalado en plan… Venga, nos dará suerte, te imaginas mi cara cuando minutos antes de entrar al examen se me rompió? Ella sacó plaza y yo me quedé fuera…
    El año pasado prometo, que si fuera por amuletos habría ganado una plaza con honores y todo, casi no podía sentarme de tantas cosas, cositas y cositillas que llevaba en todas las partes de mi cuerpo jajajaja en los bolsillos, dentro del sujetador, colgado en el cuello y hasta los pendientes eran por algo en especial y de nuevo… No hubo plaza.
    Este año, vuelvo a presentarme, porque soy una cabezona y si los demás lo han llegado a conseguir… Por qué no lo iba a hacer yo? Pero no quiero saber nada de amuletos! Mucha gente me ofrece cosas que son para ellas de valor y yo, disculpándome, se lo agradezco pero no puedo dejar mi examen en manos de la suerte. Llevo tres años preparándome así que si saco plaza o no depende de mí, también del tipo de examen que pongan, pero no quiero dejar mi psique en manos de pendientes, piedrecitas, santos y demás.
    Por eso tu post me ha hecho tanta gracia porque realmente en la sociedad que vivimos gusta bastante el hecho de… Ay querida habrás tenido mala suerte ése día, sin saber el daño que podemos llegar a hacer.
    De nuevo, gracias! Haces que los miércoles me despierte con una pequeñita ilusió por ver qué nos tienes preparado 🙂

    Un saludo y disculpa el rollo!

    • 21 Septiembre 2016

      Me ha encantado tu historia, Carolina ^^
      Estoy SEGURA de que si no desistes y te preparas a fondo lo conseguirás y no será por un amuleto, será por tu esfuerzo y tu constancia. No te rindas, guapa!

      PD: Creo que a partir de hoy, en lugar de usar la frase hecha "Mucha suerte" voy a usar "no te rindas" ;DDD

    • erikatxu@hotmail.com
      25 Septiembre 2016

      Aiii Carolina!!
      Yo también he sufrido el EIR en mis carnes, y despues de dos o tres intentos lo he dejado, pero no porque me haya rendido sino porque he decidido este año dedicarlo a hacer un master y ya retomare el EIR.
      Haz test, test y mas test. Aunque siempre te encuentras preguntas como la del año pasado que preguntaron sobre las WLAN que yo me quede cuadriculada… pero bueno, he de reconocer que no me arrepiento para nada, haber estudiado dos años para el EIR aunque no haya sacado plaza (yo tambien queria ser matrona) pero todo lo que ahora se, eso tiene un valor incalculable. No se cuantos años tienes, pero yo termine la carrera en el 2004 y el reciclaje, me ha venido GENIAL!!
      Asi que no hay mal que por bien no venga (vamos de topicazo!!), animo y si es tu sueño a por ello!!!
      Un abrazo gigante!!

  • Julissa Bautista Chávez
    21 Septiembre 2016

    Simplemente me ha encantado, enhorabuena por éste post y los muchos con los que seguramente me sorprenderás. Es verdad que creer en la buena o mala suerte es algo con lo que convivimos día a día, me ha pasado el tener que escucharlo y decirlo un sinfín de veces… que mala suerte tengo! Porque esto no me va bien, yo no nací con estrella, es que me suena muchísimo. Lo que comparto contigo y estoy totalmente de acuerdo es en que si trabajamos para que toda esa "suerte" llegue a nosotros, puede que un día veamos que es posible, pero está en nosotros mismos, no depende de nadie más. Cuesta dar el salto para hacer grandes cambios, porque nos pueden los miedos y te lo digo de manera muy personal. Éste año está siendo el año en que decidí que quería cambiar todo, que quería continuar con algo que dejé a la mitad por circunstancias que me tocó vivir y así entre unas cosas y otras me armé de valor y decidí ir a por todo aquello que quiero y es un pequeño espacio que estoy creando para mostrar un poquito de lo que hago. Me gusta pintar y soy autodidacta, aunque como bien dicen lo llevo en la sangre por tener a un Padre artista, también es verdad que si deseas emprender algo tienes que dedicarte a ello, poner todo tu tiempo y esfuerzo y en ese camino estoy con mi "Corazón de Pincel" con mucha ilusión y muchas ganas de dar lo mejor de mí. Todo comienzo se va forjando poco a poco y no es la suerte la que guiará mis pasos, será todo el esfuerzo que le ponga y las ganas que tengo de luchar que me la mi pequeño gran motivo, mi hijo.
    Muchas gracias por tu post, aquí tienes ya una fiel seguidora 🙂

  • Natalia Gonçalves
    21 Septiembre 2016

    ¡Qué buen post y cuánta razón! Es bastante liberador pensar que la suerte decide algo. Eso es sólo una excusa y ya es hora de emponderarnos y ocuparnos de de verdad de nuestras decisiones. Podrías decirlo más alto, pero no más claro. ¡¡Muchas gracias por compartirlo charuca!!

  • Vicky Fernández
    21 Septiembre 2016

    Ufff tanta razon Charuca! lo he discutido tantas veces, porque hay gente, sobre todo la que no hace nada por cambiar para mejorar las cosas, que siempre le echa la culpa a la suerte, y pareciera que si a uno las cosas le salen mas o menos bien es porque nacio con la estrella y no estrellado, en mi vida he tenido buenos y muy malos momentos en todos los aspectos de la vida y con los años descubrí que es importante, o mejor dicho fundamental la ACTITUD ante todo. Y ademas no rodearse de gente que tiene ese pensamiento de que todo se lo debe a la buena o la mala "leche" como le decimos en Argentina. El tema tiene un sinfin de aristas y podriamos hablar horas pero lo importante es que todo depende de uno, que es cierto que a veces hay circunstancias externas que no son las mas favorables pero que tambien es cierto que aun con las circunstancias extermas más favorables nos puede salir todo horrible, porque nos confiamos, porque dejamos todo librado al azar de la suerte! Te mando un besote!

  • decoratualma
    21 Septiembre 2016

    Genial reflexión, no puedo estar más de acuerdo con lo que dices 🙂
    Gracias por un post tan inspirador!

  • Sara h.
    21 Septiembre 2016

    Tengo que recuperar el libro de Álex Rovira. Lo leí hará… 12 años?? Ya recuerdo de que iba y tiene mucho sentido cuando lo lees. ¿Qué si creo en la suerte? Debo decir que SÍ. Hay ciertos momentos en los que tu vida da un giro que no podría darse si no tuvieses "suerte". Ahora bien, también es cierto que si la vida te ofrece la oportunidad sólo podrás aprovecharla si has trabajado en aquello que quieres conseguir. Tener sueños es maravilloso, pero no se cumplen solos. Cumplir sueños implica mucho trabajo. Yo tuve un sueño maravilloso con algunas circunstancias propicias y otras adversas. Lo que aprendí es o echas toda la carne al asador, o el sueño se queda en "agua de borrajas".

    • 21 Septiembre 2016

      Claro que sí, creas en la suerte o no, siempre hay que echar toda la carne en el asador. Muchas gracias por pasar por aquí 🙂

  • erikatxu@hotmail.com
    25 Septiembre 2016

    Yo ya te comenté a través de instagram que creia en la estrella de las personas. Y si, todos tenemos que trabajar, cogiendo el timon de la barca y llevarla hacia donde nosotros queremos, pero en mi opinion, hay personas que les cuesta mas que a otras, supongo que por eso de las "circunstancias".
    Soy una persona trabajadora, no soy de las que me rindo a la primera de cambio, pero a mis proyectos les cuenta muchisimo arrancar.
    Algún dia Charuca, me gustaria mucho que hablases de como nos veis "las marcas" a las personas que comentamos vuestros posts, os sugerimos cosas…
    El otro dia te iba a mandar un e-mail porque tengo una imagiancion un poco desbordante y como yo ya tengo una profesion y no me puedo dedicar a la pepeleria alguna vez me he puesto en contacto con alguna marca reconocida, sin ningun tipo de intencion (porque doy mi palabra que es asi) para sugerir cosas, o dar ideas, y en muchos casos no he obtenido ni respuesta. Quiero decir, que si a mi me gustaria que tu agenda tuviese una wish list, tengo que tener miedo de decirlo porque creas que quiero protagonismo o algo asi? bueno, ideas tengo para dar, tomar y regalar, pero el problema es que no hay gente que las quiera escuchar.
    En una ocasion escribi a una marca y les digo;: por que no haceis porta alimentos? es que teneis toda una linea para transportar cosas y no teneis porta alimentos!! y yo que trabajo a guardias, el tuper (y si es de tu madre mejor) es vital. Bueno, total que me escribieron para darme las gracias y que "lo pasaban al departamento correspondiente" y al de dos dias, se me ocurrio garabatear un boceto, de como seria mi porta alimentos ideal (pues departamento para llevar cafe, agua…) y parece que se ofendieron, vamos que le falto llamarme pesada. Que opinas, en este caso, no crees que es falta de estrella?
    Un saludo, me encanta leerte.

    • 28 Septiembre 2016

      Yo de vez en cuando hago preguntas concretas por Instagram, porque me gusta saber las opiniones de mis seguidoras. Agradezco las sugerencias, pero desde una distancia y siempre que quien las haga entienda que mi proceso de diseño es personal y que el hecho de que me hagan una sugerencia no significa que la vaya a llevar a cabo (imagina qué locura si fuera haciendo todas las sugerencias que me dicen en Instagram o por email :DDD). Sobre lo que me cuentas que te pasó y quieres que te conteste con sinceridad, yo comprendo que cada marca quiera llevar libremente su proceso creativo y que aunque reciban sugerencias, cada uno haga los productos tal como quiera ;). Otra cosa es ser descortés, eso nunca, jamás.
      Yo te recomiendo que vuelques toda esa creatividad en tu propio proyecto, nadie como tú misma para llevar a cabo tus ideas.
      Un beso, guapa!

      • erikatxu@hotmail.com
        28 Septiembre 2016

        Que razón tienes Charuca! A veces la osadía que pecaminosa y pretenciosa puede llegar a ser!!
        A veces navegar sin rumbo te lleva a frustrarte innecesariamente, cuando efectivamente como tú bien dices hay que coger el timón y llevar el barco hacia dónde queremos!
        Muchas veces haces cosas con la mejor intención y nadie quiere que metan las narices en su casa, salvo como tú bien dices preguntáis directamente…
        Gracias por contestar, estaba un poco disgustada.
        Un beso para ti también!

Deja tu comentario