News club

ÚNETE A NUESTRA LISTA DE CORREO Y RECIBE UN REGALO DE BIENVENIDA:
¡10% de descuento!
 

Como he conseguido reducir la ansiedad. 5 beneficios de planificarse.

Dime si esto te suena: Trabajas muchísimo, haces mil cosas a la vez y sin embargo acaba el día y sientes que no has hecho nada. Tienes ansiedad y no sabes muy bien por qué, tu pareja se queja (y con razón) de que pasas los días pegada al móvil, domingos incluidos. Estás agotada y no entiendes como lo hacen los demás, como lo hace Beyoncé que tiene las mismas horas al día que tú, para no caer en colapso nervioso, al fin y al cabo sólo tienes una pequeña empresa, no es para tanto ¿Te suena? A mi sí.

Cuando abrí Charuca Shop, pasé muchos meses en los que no me planificaba en absoluto. Llevaba todo lo que tenía que hacer en la cabeza e iba haciendo mil cosas al mismo tiempo, según lo que me apetecía o lo que era urgente, todo a la vez. Saltaba de una tarea a otra y otra vez a la primera, contestaba emails, miraba las RRSS, todo sin ningún tipo de razón ni plan, por instinto. Usaba mis planificadores, pero no tenía un plan anual general. La verdad es que como tengo buena memoria, el método me funcionaba, pero la tienda empezó a crecer, las cosas por hacer también y empecé a recibir la visita de dos compañeros de viaje que cada vez pasaban más tiempo a mi lado “el Sr. Miedo” y “la Sra. Ansiedad”.

No es un secreto, lo he compartido con vosotras de vez en cuando en Redes Sociales este último año, he tenido mucho miedo y mucha ansiedad, demasiada, y la verdad no entendía la razón. Las cosas estaban bien, funcionando poco a poco, a fuego lento, pero dando pasitos hacia adelante. También dormía 8 horas y mis jornadas de trabajo no son más largas que las que cualquier persona, unas 8 horas al día. No tenía una razón por la que sentirme tan tensa y sin embargo muchos días terminaba la jornada sintiéndome ansiosa, me llevaba la ansiedad a la cama y lo pasaba mal. Llegué a tener miedo del futuro, de que mi marca creciera más y yo no pudiera gestionarla, tenía miedo de todo.

Como mi naturaleza tiende a buscar maneras de resolver problemas, me puse en acción ¿Cómo podía atenuar esta ansiedad? En primer lugar me di cuenta de un dato, mi jornada de trabajo en el estudio era de 8 horas pero mi jornada de pensar en el trabajo era de veinticuatro. Veinticuatro horas con la cabeza centrifugando como una lavadora, extenuante. Paralelamente el equipo iba creciendo, había que pasarle instrucciones, porque una puede trabajar sin planificación, pero trabajar en equipo sin planificación es cosa de locos, sencillamente, no se puede.

Total, que aunque he sido una persona que ha funcionado muy bien en la improvisación, me di cuenta que había llegado el momento de poner orden. Descubrí que lo que me creaba ansiedad no era el volumen de trabajo en sí, ni trabajar, sino no saber realmente todo el trabajo que tenía que hacer, trabajar a ciegas, correr cada día en sprint, sin saber cuando iba a parar y sin separar la carrera por etapas. Eso era lo que realmente me asustaba porque sabía que no podría soportar un ritmo así por mucho tiempo, no podía ni tampoco quería, porque yo quiero disfrutar de mi trabajo y no que se convierta en un sufrimiento. Dicen que esto de tener una empresa es como montar en bicicleta y que si dejas de pedalear te caes, pero de eso nada, hay que dejar de pedalear todos los días, descansar para reponer energías, y si no sabes donde está el punto de descanso diario, la llevamos clara.

Me di cuenta de que tenía que terminar esa manera de trabajar sin planificación previa, que quizás parte de mi ansiedad venía por ahí y entonces descubrí otra manera de trabajar, más efectiva, más madura, y hasta más sencilla. 10% planificación y 90% de acción.

Ahora más que nunca, mis compañeros inseparables de viaje son mis planificadores. Antes de pasar a la acción primero pienso sobre cual es mi objetivo y cuales son las tareas que tengo que llevar a cabo y después sencillamente me pongo a trabajar ciñéndome a lo que tengo que hacer en ese día y olvidando todo lo demás. Y una cosa tan simple me ha cambiado la vida y ha reducido mi stress. Aún no he alcanzado el zen, queda mucho por aprender para gestionar la ansiedad pero al menos estoy empezando a trabajarla y eso está haciendo que lleve mucho mejor mis miedos.

No sé si tú eres de las que planifica o como yo hacía antes, prefieres dejarte llevar por el día a día, supongo que todo lo que te funcione está bien, pero yo os voy a hablar de 5 ventajas de planificar tus tareas.

1. Reduce tus niveles de ansiedad.

Siempre he dicho que la papelería es terapéutica, pero los planificadores van más allá, realmente reducen los niveles de ansiedad. Eso sí, un planificador por si mismo encima de tu mesa, no hará mucho más que adornar, ha de ir acompañado de un compromiso contigo misma y que dediques un tiempo a hacer el ejercicio de organizarte, de pensar hacia donde vas y dividir tu objetivo en etapas.

2. Te ayuda a tener una visión más amplia de tu trabajo.

Gracias al planificarte podrás poner todos tus objetivos a la vista, y entenderás por qué haces cada tarea en cada momento. No se trata de trabajar por trabajar, puede que incluso necesites menos horas de las que dedicas, se trata de trabajar con un plan. Puedes ver las tareas que tienes que hacer ese día, semana y mes en su totalidad, olvidarte de todo lo demás y hacer esas lo que tienes asignado lo mejor que puedas. Te recomiendo que para saber exactamente todo lo que tienes que hacer empieces planificando el año entero, yo utilizo este planificador anual descargable y es, como diría Golum, mi tesooooooooroooooooooo.

3. Te ayuda a despejar tu mente y a sentirte más ligera.

Una vez que tu año este planificado todo será mucho más fácil, cada mes, te sientas delante de tu planificador anual y organizas el mes en tu planificador mensual, cada semana haces exactamente lo mismo y sencillamente vas haciendo tareas, te olvidas de todo lo demás y dejas de llevarlo todo en la cabeza y te guardas neuronas para dedicarte a ti misma y a disfrutar de tu tiempo libre.

Evita la dispersión.

Lo confieso, soy la reina de la dispersión. Constantemente me vienen ideas a la cabeza, unas peregrinas y otras no tanto. Que si ahora mis posts van a ser en formato vídeo para explicarme mejor, que si ahora quiero hacer un cuelga-llaves de madera con forma de animalito, que si quiero escribir un libro para emprendedoras, que si quiero hacer una campaña chula… soy como un aspersor de ideas. Antes de planificarme, cuando me venía una de mis súper ideas, paraba lo que estaba haciendo y me ponía a trabajar en ella ¿Imagináis que lío? Ahora no… las anoto en mi maravilloso cuaderno (ahora estoy con el de rayas) y me concentro en lo que ya está planificado, sin dispersarme. Cada cierto tiempo, reviso mis ideas y si una es realmente buena y la puedo llevar a cabo, pues se le hace un hueco, si no, sencillamente tendrá que esperar.

Aumenta tu tiempo libre.

Cuando usas un planificador sabes cuando has terminado las tareas que tenías asignadas para ese día, y puedes, debes, descansar y darte un premio. Cuando trabajaba sin planificar no acababa ¡nunca!

Y hasta aquí mi post de hoy. Recuerda que es importante que mantengas un equilibrio entre planificación y acción, que ninguna de las dos cosas funciona por sí sola. Si te ha gustado mi post de hoy me harás muy feliz si me dejas un like, y aún más si compartes tus opiniones con nosotras. ¿Eres de las que se planifican o prefieres improvisar? ¡Hasta la próxima!

Sígueme en Feedly

follow us in feedly

  • Nazaret · Misterios DECO ·
    22 Febrero 2016

    ¡Buenos días!

    1 – Me encantan las fotos de Charuca
    2 – Te expresas tan bien que resulta muy agradable leerte

    Tienes mucha razón en que la organización es importante. Yo también voy por la vida sin organizarme, con todo en la cabeza y al final paso más horas trabajando de las que son saludables. Porque mi cabeza, como bien explicas, siempre está trabajando. Y así no se puede. Estoy mentalizándome en que tengo que obligarme a organizarme. Hasta ahora no le he hecho porque los sistemas que he intentado implementar no me han servido. Bueno, no los he seguido. Supongo que eso también depende de que encuentres "tu sistema". Seguiré investigando. Post como este ayudan mucho y motivan a hacerlo. Te lo agradezco.

    Un abrazo.

    • 22 Febrero 2016

      Tienes toda la razón sobre encontrar la manera de organizarte que te sirva. A mi me costó lo mío, pero por fin voy dando con ella y se nota la diferencia 😉

  • Vicky Fernández
    22 Febrero 2016

    Muy buenos tips! soy tambien una aspersora de ideas, y si bien la ansiedad no me mata me es dificil no tener las 24 hs la cabeza en movimiento! me encantó este post!
    te mando un besote

  • Vicky Fernández
    22 Febrero 2016

    Muy buenos tips! soy tambien una aspersora de ideas, y si bien la ansiedad no me mata me es dificil no tener las 24 hs la cabeza en movimiento! me encantó este post!
    te mando un besote

  • Laura
    23 Febrero 2016

    Totalmente de acuerdo. Además de que la papelería es lo más, es muy útil. Descubrir la manera que nos sirva a cada uno para organizarnos es súper importante. Tengo comprobado que tachar cosas que he realizado me produce muchísimo placer, jajaja. Te sientes muy bien.
    ¡Muackkkk!

    • 23 Febrero 2016

      Y tanto que tachar tareas da gustazo, está científicamente demostrado, no es broma ^^

  • Anna Jover Beltrà
    23 Febrero 2016

    Ostrás Charuca, mientras te leía ha sido como mirarme al espejo, soy tal cual te describes en el post, es verdad, voy sin frenos y a lo loco y esto así no hay quien lo controle. Te voy a hacer caso y voy a empezar a planificarme (esta vez de verdad) . Un beso grande.

    • 23 Febrero 2016

      Haces muy bien, en serio que al menos en mi caso me siento mucho menos ansiosa que antes, de hecho una vez que te acostumbras ya no quieres otra cosa, ahora me pregunto ¿pero cómo lo hacía ;D?

  • Elisabet Diez
    25 Febrero 2016

    No había leído este post y carai… llevo dos semanas con la misma sensación… no es una sensación nueva, viene y va, pero desde hace dos semanas no se va…
    Me siento bastante identificada con lo que has escrito…como dicen otros comentarios: como mirarse a un espejo.
    ideas que improviso, saltar entre tareas cúal saltamontes… no terminar nunca de trabajar 24h-7d …
    yo para organizarme utilizo trello, una app que me permite consultar todo a todas partes, pero no es tan bonita como tus organizadores de papel… También creo que debemos aprender a decir q no a según que cosas. No es tarea fácil… voy a ponerle remedio.
    gracias por tus consejos 🙂

    • 25 Febrero 2016

      Totalmente de acuerdo con lo de decir NO. Me lo apunto para un post, especial DECIR QUE NO. Yo me he pasado meses en modo ansioso y es una sensación que no le deseo a nadie. Ya empiezo a respirar y a ver la vida de otro color por lo que ya sea con papel o con app, viva la planificación 😉 Mil gracias por leer.

  • yekalas@hotmail.com
    25 Febrero 2016

    Vaya vaya, somos muchas las que pensamos que nuestro disco duro nunca se va a recalentar, le damos caña hasta que algunos archivos empiezan a fallar (por sobrecarga en el sistema).
    Charuca, como te lo curras mi niña!!! Gracias por estos super consejos, porque planificarse es como hacernos un auto backup, libera espacio mental y muchas tensiones. Estos 5 beneficios son un tesoro, porque hasta para planificarse hay que planificar, y la papelería bonita es una magnífica motivación.

    • 25 Febrero 2016

      Planificarse es lo mejoy y leer vuestros comentarios también reduce la ansiedad. Mil gracias, bonita <3

  • info@sandrarojo.net
    25 Febrero 2016

    Es maravilloso que seas capaz de organizarte y seguir encontrando tiempo para compartir tus experiencias y consejos! El mundo (o al menos yo) ¡te lo agradece! 🙂
    El miedo y la ansiedad son muy traicioneros, es cierto, aunque cuando a mí me visitan desde luego trato de escuchar lo que tienen que decirme porque siempre vienen a contarme que algo no estoy haciendo bien, y es momento de repasar y reorganizar para seguir avanzando.

    Una vez más te felicito porque eres una tía totalmente capaz, honesta ¡y humana! Y eso es maravilloso porque transmites las cosas al resto de que "sí es posible".
    Un besazo guapa!

    PD: Cuando lo necesites, hacemos café y terapia de grupo! Jejeje 😛

    • 25 Febrero 2016

      Mucha sabiduría en estas palabras, Sandra. Mil gracias por leer (y me apunto al café terapéutico, vente a ver mi estudio la semana que viene, he salido de casa!!!)

  • Eva J
    25 Febrero 2016

    Me encanta que hables de tus inquietudes y miedos Charuca! Aunque yo te conocí en Sevilla en uno de los talleres que diste y me pareciste muy cercana, cuando uno ve una marca como la tuya tan bonita e inspiradora parece que todo te va como la seda y que cuentes tu experiencia es muy útil para saber que cuando montas tu emprensita tienes que organizarte bien para llevar adelante todas las tareas que eso conlleva. A mí me asaltan la pandilla de las dudas: seré capaz de gestionar la tienda online? Y lo pedidos? Y el inventario? Y el papeleo? Podré pasar tiempo con mis hijos? Por lo pronto ya me hice con una tanda de tus planificadores para marcar los pasos de debo ir dando hacia mi objetivo, a ver qué tal me va una vez esté mi tienda abierta…

  • El Manri
    13 Mayo 2016

    La verdad es que hay explicado de forma sencilla lo que para algunos puede ser un mundo. Muy buen articulo y muy buen blog.

Deja tu comentario